Twitter Facebook

Las consecuencias de una histórica inequidad

 

Ante diferentes consultas y comentarios respecto a la situación actual de la empresa y del sector de transporte interurbano, Córdoba-Coata informa que las medidas establecidas en el marco del “Aislamiento social, preventivo y obligatorio”, con el fin de preservar la salud de todos los argentinos ante la pandemina del COVID-19, y que determinaron la prohibición del funcionamiento de los servicios de colectivos interurbanos, provocaron que esta firma se encuentre en situación de imposibilidad de cumplir con los compromisos contraídos, entre ellos pago total de haberes, gastos fijos de operatividad, alquileres, impuestos, tasas, proveedores, entre otros.

A esta coyuntura, se suman la problemática estructural que desde hace años afronta el sector de transporte de pasajeros, la fuerte caída en la recaudación que se registró en el año 2019 por la disminución en la venta de pasajes y la histórica asimetría de subsidios que dejaron de llegar a esta firma reflejando la distribución más inequitativa en el sistema de Transporte de esta Provincia. Esta desigualdad tiene como consecuencia que trabajadores de un mismo sistema perciban menos salarios que otros, producto de las partidas asimétricas por mano de obra.

Naturalmente, el mayor impacto social de todo este contexto, agravado actualmente por la pandemia de coronavirus, se materializa en la imposibilidad de cumplir, en tiempo y forma, con el pago total de los salarios a los empleados, depositando sólo entre el 55 y 60 %.

La paralización debida al “Aislamiento social, preventivo y obligatorio” afecta a todos los sectores, pero es especialmente perjudicial para una actividad como la del transporte de pasajeros que requiere, para su normal funcionamiento, que las personas puedan movilizarse sin restricciones.

A la vez que ratifica su apoyo y acompañamiento a toda medida tendiente a contener el avance del coronavirus, Córdoba-Coata confirma también su férrea voluntad de buscar los mecanismos que permitan llevar tranquilidad a sus empleados y reactivar el funcionamiento de la empresa.